Blas Ruiz Grau, el escritor alicantino revelación que debes leer

Blas Ruiz, escritor alicantino revelación

"Blas Ruiz Grau, nacido en Rafal, Alicante, informático y escritor". Así podríamos empezar cualquier reseña de este joven autor revelación, pero nos dejaríamos muchas cosas en el tintero. Cosas como que es un luchador, un inconformista, y un perseguidor de sueños. Cosas como que es fiel a su método de escritura porque se conoce y sabe cómo responde su creatividad. Cosas como que es un chaval cercano, humilde y tiene una sonrisa facilona muy simpática. También podemos hablar de sus éxitos con La verdad os hará libres (2012), La profecía de los pecadores (2013), Kryptos (2015) y 7 días de Marzo (2017)... Pero ya sabéis que nosotras somos más de historias humanas y menos de palmarés. Sigue leyendo.

En un nuevo concepto de librería low cost quedamos con Blas Ruiz. Re-Read Low Cost, un local que compra y vende libros a precios fijos de 3, 5 y 10 euros. Emerge en Alicante con la filosodfía clara de darle una segunda oportunidad a esos libros que ya no leemos y puedes visitarla en la Calle del Teatro número 39 en Alicante. Quedan pocas semanas para que Blas publique su última novela "7 días de Marzo", un thriller histórico ambientado en la postguerra, está nervioso porque no sabe cómo responderá el público. Hoy ya sabemos que está siendo un éxito y que en su primera semana se ha colocado como número uno en ventas en Amazon. Enhorabuena Blas.

 

 

Blas cuéntanos, ¿cómo comenzaste a sentir el gusanillo de la escritura?: Siendo pequeño ya escribía historias. Mi abuelo me regaló una máquina de escribir, una Canon automática súper moderna para aquella época. Me dio por escribir cuentos de terror, de niño pequeño pero de terror al fin y al cabo... Y mira que a mí nunca me ha dado por escribir terror. Pero todo se quedó ahí.

¿Cómo es que se quedó ahí, por qué no continuaste?: Pues no lo sé, el caso es que ahí dejé de escribir. Pasaron los años y fue cuando realmente empecé a leer a lo bestia. Con 11 o 12 años me leía un libro cada dos días. Igual tenía que levantarme a las 7 de la mañana para ir a clase pero me acostaba a las 4 de la madrugada leyendo. Me daba igual. Después, la cosa fue a más, iba descubriendo nuevos autores leía más y más. Durante una época llegué a leerme un libro por día, me los llevaba a clase para seguir leyendo allí (risas).

Increíble, ¿y los profesores no te quitaban los libros en clase?: Creo que es que me dieron por perdido. De hecho me fue bastante mal en el instituto porque en las asignaturas que no me interesaban demasiado me pasaba las clases leyendo. Claro que era otra época, acababa de cambiar todo el tema de la LOGSE y había mucha gente que iba al instituto por obligación y no porque realmente quisieran estudiar. Recuerdo el barullo constante que había en clase. Al final los profesores agradecían que estuvieses sentado en silencio, aunque fuera leyéndote un libro.

 

 

Pero en aquella época devorabas libros pero de escribir, nada de nada ¿verdad?: No me atrevía a escribir. Me daba siempre un poco de miedo el qué dirán. Cuando empiezas a escribir siempre piensas que nadie lo va a leer -como mucho tu familia y tus amigos-. Pero algo cambió a finales del 2008.

¿Ah sí? ¿Qué fue?: Pues pasó que un familiar mío escribió un libro y lo sacó él solo. Entonces es cuando pensé "¿Por qué no me atrevo yo?". Entonces recuerdo que no tenía regalos para Navidad y decidí escribir un libro, un regalo especial. Faltaban dos semanas para las fiestas y me puse manos a la obra, escribí "La verdad os hará libres", que fue mi primera novela.   

¡Vaya! ¡Sólo dos semanas! ¿Y a quién se lo regalaste?: A mi madre, a mi novia de aquel entonces -que es ahora mi mujer-, y a mi tía. No me atrevía a dárselo a nadie más. A ellas les encantó pero claro, ¿qué iban a decirme ellas?.

Aquello fue por finales de 2008, pero en el 2012 también hay un suceso importante que marca tu vida como escritor. ¿Nos lo cuentas?: Sí, yo estaba en un buen momento de mi vida laboral, me iba bien en el trabajo. De un momento a otro me empezaron a pasar cosas en el cuerpo y me diagnosticaron una minusvalía, me dijeron que no podía volver a trabajar más, por aquél entonces tenía 28 años. Fue algo brutal.

 

 

Tuvo que ser muy duro: Lo fue y lo sigue siendo. Pero entonces, cuando llegó ese momento y tuve que dejar de trabajar decidí que había algo que sí que podía hacer: publicar. Así que cogí mi novela "La verdad os hará libres" y la subí a Amazon tal cual estaba. Fue una locura (risas) porque estaba sin corregir, sin revisar, sin nada. En seguida empezaron a lloverme las críticas por todos lados.

Bueno, tampoco tenías tanto que perder ¿verdad?: Sí, (risas), la verdad es que al principio me hundió bastante, porque de repente pensé "Vaya, creía que era el mejor del mundo y ahora resulta que no lo soy". Ahora, cuando ya ha pasado el tiempo, recuerdo este momento y me saca una sonrisa.

Los comienzos suelen ser siempre complicados ¿no?. Seguro que aprendiste de tus errores: Claro. Después de esto me puse a escribir la segunda parte y tomé en cuenta todo lo malo que me habían dicho con mi primera publicación. La publiqué al año siguiente y la verdad que me fue bastante mejor. El primer día que se puso en venta empezaron a llegarme críticas positivas de gente que no conocía de nada y eso fue genial. Tenía muchos fallos aún, evidentemente, pero ya se notaba el progreso.

En ese momento es cuando comienzas a notar que se te diluye un poco ese miedo que tenías ¿no?: Sí, sí. Se me fue por completo. Es más, en ese momento yo lo que quería era que se me tomaran enserio. Me di cuenta de que un escritor no llega, escribe un libro y se acabó. No. Quizá era necesario hacer más cosas como documentarse, revisar bien lo que escribes, buscar unos lectores beta antes de publicar... Así que me puse a aprender, sobre todo de otros a los que les había ido bien. Les tomé como referencia, en especial a Juan Gómez Jurado, mi escritor favorito a día de hoy.

¿Se podría decir que Gómez Jurado ha sido tu guía en este proceso?: Quise parecerme a él en todo lo que pude pero vi que era imposible porque su forma de escribir era muy diferente a la mía.

 



¿Y cuál es tu método?: Yo creo que tengo un déficit de atención tremendo (risas). Me pasaba ya en el instituto. Me cuesta muchísimo centrarme en algo, lo que pasa es que como esto era algo que quería conseguir a toda costa, -porque sí también soy muy cabezón-, pues me puse enserio.

Mi método es sencillo, lo que hago es coger el ordenador y ponerme a escribir, simplemente. Normalmente me paso todo el día pensando en lo que voy a escribir y cuando llega la tarde lo escupo todo. A veces sale un disparate y otras algo medio decente. Por eso digo, hacer esquemas y esas cosas no va conmigo, me veo muy mecanizado. Yo lo que quiero es tener esa frescura que te da el dejarte llevar.

Tu penúltima novela, "Kryptos", es un proyecto literario atípico que ha funsionado muy bien. Háblanos de él, Blas: Antes de empezar la novela no sabía muy bien qué escribir, así que como interactúo mucho en las redes sociales, durante un viaje en tren se me ocurrió preguntar a la gente y les dije: “¿Me mandáis el inicio de un relato, un relato cortito, y yo os lo continúo?”. Y de repente, cuando volví a mirar el móvil tenía 88 respuestas de la gente.

Me costó un montón elegir y al final me quedé con esta que es la primera frase con la que empieza la novela: “Hay momentos en los que un hombre tiene que hacer lo que hay que hacer” y de ahí salió la novela entera.

Este hecho me hizo valorar que realmente el mérito de la novela no era mío, porque además colaboraron escritores de la talla de Bruno Nievas, Roberto López-Herrero, César Pérez Gellida y Gabri Ródenas. Realmente se convirtió en un proyecto muy bonito e ilusionante. Por ese motivo yo no sentía que la novela fuera mía y quise dar los beneficios a la ONG Educo y a su programa de Becas Comedor.

Es muy bonito porque devuelves la moneda con gestos como este: Es lo que intento, devolver todo lo bueno que recibo yo. Cada lunes cuando publico en Zenda, necesito dos o tres días para responder todos los mails que me llegan. Es impresionante. Recibo tantísimo que intento devolverlo como sea.

 

 

Blas, de pequeño escribías terror, y ahora te pasas a la novela negra. ¿Hay alguna explicación?: La verdad es que no (risas). Mi primera novela fue un thriller histórico y la segunda iba de un asesino en serie que había en Roma, pero la verdad es que siempre me ha gustado más la novela negra. Ahora estoy súper contento porque todo lo que tengo para publicar es negro (risas).

Somos seguidoras de tus blogs personales en la plataforma Zenda, tu carrera se dispara tanto en papel como en digital: Lo de Zenda es un proyecto muy motivador. Empecé con el blog de "Diario de un escritor quejica", fueron 14 entragas y está ya completado. Ahora el segundo es de procedimientos policiales, se titula "Se ha desmitificado un crimen", va de toda la información que he ido recopilando para mi última novela "7 días de Marzo". En este apartado hablo de lo que es el oficio policial y de investigación de crímenes, de cómo se lleva a cabo esa labor realmente, no hay que creerse todo lo que vemos en las pelis. Es una visión bastante amena del proceso.

Blas, ¿qué le dirías a alguien que está en el punto en el que tú estabas en 2008? Alguien que no se anima a escribir aunque su cuerpo se lo pida cada día...: Que se anime, que siga porque se va a caer pero va a volver a levantarse más fuerte. Pensar que esto va a ser maravilloso es una tontería, hay que trabajar muy duro. Pero la satisfacción que luego vives cuando tu obra sale y va gustando a los lectores... Eso no tiene precio, es todo recompensa.

¿Tienes alguna anécdota especial con alguno de tus lectores?: Hay un día muy especial marcado, sí. Una de mis lectoras es profesora en un colegio de Valladolid. Hablando con ella se me ocurrió la idea de escribir una novela y regalarla a la clase para que pudiesen venderla e invertir el dinero en lo que necesitasen. Sé que ahora lo están empleando en una ONG.

El caso es que le regalé una mini novela de super héroes que se llama "Escuadrón Gamma". Por ese regalo nos invitaron a mi mujer y a mí a su colegio para presentar el libro. Y bueno, ¡qué día!, los chicos se volvían locos, resulta que tenían camisetas preparadas para mí, carteles… Una niña me hizo como un cuadernillo con los relatos que escribía ella misma... Una cosa maravillosa. Me pasé el día haciendo actividades que había preparado el colegio; presenté el libro frente a 400 niños en el salón de actos. Acabé exhausto. Menos mal que estaba mi mujer acompañándome.

Es importante tener el apoyo de los que más queremos: Sí, ella es especial, siempre ha estado conmigo dándome fuerzas y apoyo. Y ahora junto a nuestro Leo tenemos muchas historias que contar (risas).

Blas, para ir acabando, ¿qué escritor/a alicantino/a te gusta?: De Matilde Asensi me lo he leído todo y me encanta.

 

Blas Ruiz Grau es un joven escritor alicantino que lleva años peleando con su sueño de ser escritor, pero también lucha cada día una batalla de trincheras con una enfermedad sin nombre. De ello nos habla abiertamente en "Diario de un escritor quejica". Pero lejos de compadecerse de su situación, Blas demuestra valentía y coraje, fuerza de voluntad y tenacidad. Esos son los valores que día a día hacen que cada vez vaya recorriendo un camino más amable en el duro oficio del escritor.

Blas Auto publicó su primera novela La verdad os hará libres con una buena acogida por parte de los lectores. Su segundo trabajo, La profecía de los pecadores, ya ha superado las 80.000 copias (papel y digital), obteniendo diversos números 1 en todo el mundo en las listas de los más vendidos de Amazon y Casa del Libro. Kryptos, en apenas unas horas, se colocó número 2 en los más vendidos de Amazon y en muy pocos días alcanzó el número 1, hecho que se repitió hasta en una decena de ocasiones y en una larga lista de países. 7 días de Marzo continúa la racha de sus obras anteriores y en breve lanzará una trilogía de género negro, acaba de fichas por la Editorial Anaya.

Contacta con Blas Ruiz:

Web / Facebook / Twitter

Artículo sobre:

Protagonistas

29-08-2017

Compartir

Facebook Twitter Whatsapp Whatsapp

También te puede interesar:

16/01/2021

¡No more Matildas, por favor!

Basta con leerte uno de los cuentos propuestos por el movimiento #NoMoreMatildas para que una sensación de frustración inmensa te recorra el cuerpo. Y es que ... Leer más

11/01/2021

Conociendo los orígenes de Davide Bersan

Davide Bersan nace en 1987 en Verona -Italia- siendo el pequeño de tres hermanos. Inquieto, de fácil distracción y de mente creativa, a Davide pronto ... Leer más

29/12/2020

Nuestra selección de shopping gourmet de Diciembre

Para este mes de diciembre os tenemos preparada una selección de turrones riquísimos, porque no hay fiestas sin turrón. Pero además, unos productos bio ... Leer más

Suscríbete

Y estarás al día de todas las novedades que ocurren en Alicante

Ocio Magazine
  • Aperturas de locales
  • Historias inspiradoras
  • Shopping local
  • Promociones
  • Y mucho más

He leído y acepto la política de privacidad para suscriptores

“Prometemos no ser intrusivas y solamente contarte cosas interesantes”