Disciplina positiva en Alicante. Aprendiendo a ser padres con IDEAT

Disciplina Positiva en Alicante. Aprendiendo a ser padres

"Hija mía, porque nadie me enseñó a ser madre, porque quiero que crezcas en el ambiente más amoroso y sano posible, porque quiero una relación auténtica contigo, porque quiero que descubras tus potenciales y que sepas sacarles el máximo partido en esta vida. Porque el día de mañana quiero que seas una persona adulta con autoestima, con pensamiento crítico, con autonomía, entre otras muchas cosas. Porque quiero que valores como la honestidad, la humildad, la cooperación y la compasión sean algunos de tus pilares y apoyos. Y porque quiero que sientas en el fondo de tu corazón que perteneces a esta familia, que te queremos profundamente y que eres lo más importante para nosotros.

Es por esto, querida hija mía, que papá y mamá están cursando el Taller Online de Disfruta Educando, profundiza en la Disciplina Positiva de Centro IDEAT".

Esta es una de las cartas que escribí a cada una de mis tres hijas hace poco, al decidir empezar a formarme en Disciplina Positiva a través de libros, charlas gratuitas y talleres formativos. Cartas que expresaban el por qué de "formarme como madre-educadora". Un camino que empieza desmontando mitos y creencias sobre la propia educación que hemos recibido nosotros como hijos, y la educación que, por total extensión de nuestro pasado e ignorancia, empezamos a practicar como padres.

La semana pasada terminé el Taller de "Disfruta Educando, profundiza en la Disciplina Positiva" que impartía el Centro IDEAT de Mutxamel, Alicante. Fueron en total ocho horas de taller repartidas en cuatro viernes.

Como no podía ser de otra manera, este taller tuvo que hacerse vía Zoom, pero este tipo de formación lleva practicándose vivencialmente a través de IDEAT desde hace casi dos años.

 

"Es más fácil construir un niño fuerte, que reparar a un adulto roto" Frederick Douglass

 

A mi me ha pasado que en ocasiones he perdido de vista mi papel como educadora en todo este proceso de ser madre. Pensar que al final cada adulto tendrá que aguantar su vela -como hemos hecho cada uno de nosotros prácticamente- es algo que aligera la presión del proceso de crianza. O ese ha sido mi pensamiento en momentos de especial incertidumbre o tensión en este contexto de vivencia madre-hijas.

"Si yo he podido avanzar en la vida con mis traumas, ellas también ¿verdad?", esto es el pensamiento recurrente cuando ya no se qué hacer para solucionar un tema con ellas.

Obviamente es una manera de huir de la situación, de no ser madura y de no reconocer que el papel de madres y padres conlleva una buena dosis de responsabilidad.

Y la respuesta adulta a todo esto es que pues mejor que hagamos algo antes de que crezcan mucho más ¿no os parece?. Mejor intentar que tengan una infancia con sus retos y aprendizajes al igual que con su cariño, atención, respeto, sentimiento de pertenencia y amor que se merecen ¿no?. Mejor nosotros actuar como un vivo ejemplo de esos valores ¿os parece?.

Y es que ¿no os hubiese gustado tener otro tipo de infancia a nivel emocional, afectivo y de sistema de aprendizaje? Sed sinceros por favor.

 

 

Las familias de ahora ya no son iguales a las familias de antes. Nosotros somos hijos de la obediencia, de la jerarquía, del castigo, del ordeno y mando, del estudiar porque yo lo digo y punto, en sus versiones más o menos intensas por supuesto y sin intención de culpabilizar y sermonear. Hacemos lo que buenamente podemos en todas las épocas.

Y nosotros sabemos que queremos educar de una manera diferente. Sin embargo, cuando nos ponemos manos a la obra nos sorprendemos con frases de nuestras madres, castigos de nuestros padres y sermones de ambos. ¿A vosotros os pasa?

Así que yendo más allá, reencontrándote con esa parte de ti que siente que hay algo más, que sabe que se pueden hacer las cosas de otra manera, que no quiere repetir las vivencias que ella misma ha tenido que pasar, empiezas a buscar ayuda y herramientas. Y cuando buscas, encuentras.

 

 

La Disciplina Positiva es algo que llegó a mi vida hace años, pero por el motivo que fuese, nunca profundicé más allá de ideas básicas, videos de YouTube y algún argumento que otro en documentos que iba encontrando.

No ha sido hasta este momento de cuarentena cuando, por fin, he podido ponerme manos a la obra y adentrarme con más profundidad en el tema. Todo llegó gracias a una de las charlas gratuitas que el Centro IDEAT de Mutxamel ofertaba vía Zoom a través de su cuenta de Instagram. Y ahí empezó todo.

Esa charla de hora y media no te deja indiferente. Conceptos como no castigar, no intervenir, respetar, empatizar, conectar con la emoción y validarla, el poder del abrazo, asambleas familiares, no hacer la guerra, no querer imponerte, poner el foco en ti, hacer acuerdos y hacer sentir al niño parte principal de la familia, mirarle, reconocerle… Todos estos conceptos contrastaban de una manera muy impactante con el paradigma de lo que es la educación en la mayoría de los asistentes a la conferencia.

 

Al fin y al cabo ¿quién nos ha enseñado a ser padres?

 

Y es así como, tras la charla de introducción y una sesión extra para dudas con Blanca Tolosa, una de las directoras del Centro IDEAT, me animé a realizar el "Taller Online de Disfruta Educando, profundiza en la Disciplina Positiva".

 

Y no puedo hacer otra cosa que recomendarlo a todos los padres y madres que, por una razón u otra se encuentren en una situación como las que describo aquí abajo:

- Si consideras que quieres renovar tus conocimientos sobre cómo educar

- Si dudas de la eficacia de tu manera de educar

- Si basas tu educación en una combinación de charlas educativas, amenazas, gritos y castigos

- Si simplemente te descubres castigando más de la cuenta, o amenazando para que los niños y/o adolescentes realicen sus tareas

- Si sientes que tu hijo preadolescente o adolescente se está separando de ti y ya no te hace caso

- Si tu hijo está mostrando un comportamiento que no sabes cómo redirigir, ya sea que se despierta mucho por la noche, que se niegue siempre a recoger la habitación o que no quiera bañarse, por poner un ejemplo

- Si sientes que la conexión con tu hijo se está perdiendo, o te gustaría estar más conectado con él

- Si tus hijos no paran de pelearse o de gritarse

- Si tu hijo muestra ataques de rabia o gritos hacia sus hermanos o hacia ti

- Si te reconoces educando a tus hijos como te han educado a ti a pesar de que te has quejado constantemente de cómo te han educado tus padres... Paradójico, ¿verdad?

- Y etc, etc, etc...

 

Estas son algunas de las razones/ejemplos por los que yo recomendaría iniciarse en este descubrimiento y liberación que es la Disciplina Positiva. Y lo mejor de todo es que se puede hacer en nuestra misma provincia de Alicante, a través del Centro IDEAT de Mutxamel.

¿Y cuáles son las ventajas del curso? ¿Qué es lo que realmente empiezas a experimentar?

 

Pues que la comunicación con los hijos mejora, que el ambiente en casa empieza a ser otro, que te sientes más segura de ti misma a la hora de educar y que no entras en esa rueda de "te castigo o te grito o te amenazo y luego me siento mal conmigo misma por no haber sabido manejar la situación de otro modo".

Comprenderás el por qué del comportamiento del niño. Dejarás de tener la sensación de que te pasas el día a base de sermones educativos que tus hijos ni escuchan. Te olvidarás de los castigos y de los premios. Conseguirás ser firme a la vez que amable y entenderás el proceso de desarrollo cerebral de tus hijos. Entre otras muchas cosas. En definitiva, cambiarás la mirada y disfrutarás educando de otra manera. Es liberador.

Pero ojo, aquí no hay recetas-milagro. La primera lección que tenemos que aprender en Disciplina Positiva es: paciencia. Esto es una carrera de larga distancia, digamos que de cero a 25 años más o menos.

 

Sí, como todo lo realmente bueno y valioso de esta vida, la educación a base de Disciplina Positiva es algo que se gana con cambio de hábitos y pequeños avances día tras día.

 

El resultado es un adulto, una persona quizá con más autoestima, con más criterio personal, con más autocontrol emocional, con más pensamiento crítico y, yo creo que lo más importante, un adulto que sabe que pertenece a un núcleo familiar en el que se le quiere, se le respeta y se le tiene en cuenta. Exactamente igual que cuando era niño y se le quería, se le respetaba, se le tenía en cuenta y se le validaban sus emociones. Ni más, ni menos.

Y ahí es nada, como se suele decir.

Obviamente yo no he visto aún los resultados, pero una vez te adentras en esta formación y comienzas a ver en qué se basan sus teorías, cómo se trabajan sus dinámicas, lo que te hacen sentir, etc... Ves claramente los principios y fundamentos de esta manera de educar. Y no, ahí ya no tienes dudas.

Ahí ya sabes que ese es el camino y ahora "solamente" tienes que recorrerlo y usar lo aprendido como brújula para no perderte.

Si quieres investigar más sobre Centro IDEAT, sus formaciones y la Disciplina Positiva, te recomendamos que visites su página web y las sigas en redes sociales.

La formación la imparten las fundadoras y directoras de Centro IDEAT. Psicólogas y educadoras certificadas en disciplina positiva en familias y aula. Con más de 15 años de experiencia acompañando en su evolución a niños, adolescentes, familias y educadores. Ellas son madres por lo que comprenden perfectamente todas nuestras necesidades. Son Blanca Tolosa, Laura García y Sonia Machado.

 

CENTRO IDEAT

C/ Hermanos Perez Lledó, 4 – (Rotonda Av. Carlos Soler) 03110 Mutxamel

C/ Pintor Gastón Castelló, 1 03110 Mutxamel

966 38 90 99  /  608 86 28 50, admite WhatsApp

info@centroideat.com

www.centroideat.com




Artículo sobre:

LifeStyle

07-06-2020

Compartir

Facebook Twitter Whatsapp Whatsapp

También te puede interesar:

28/09/2020

Consumir un pan de calidad ya es posible, gracias a Cocopan

Cuando un producto o una idea nos gusta, no queremos dejar de comunicarla y esperamos que todo el mundo, al menos, la pruebe. Es algo que nos pasa con Cocopan, ... Leer más

27/09/2020

Nuestra selección de moda y complementos en Septiembre 2020 II

El marrón y el negro son unos de los colores que mejor combinan, sobre todo si hablamos de complementos. Este mes de septiembre no lo hemos podido resistir ... Leer más

23/09/2020

Nuestra selección de productos gourmet - Septiembre 2020

Este mes queremos proponer un plan diferente con nuestra selección de productos gourmet. Y es que hemos seleccionado doce artículos que puedes conseguir en ... Leer más

Suscríbete

Y estarás al día de todas las novedades que ocurren en Alicante

Ocio Magazine
  • Aperturas de locales
  • Historias inspiradoras
  • Shopping local
  • Promociones
  • Y mucho más

He leído y acepto la política de privacidad para suscriptores

“Prometemos no ser intrusivas y solamente contarte cosas interesantes”