Alicante Gastronómica Solidaria, ejemplo de reacción y solidaridad

Alicante Gastronómica Solidaria, los héroes con delantal

Tras el estallido del COVID19 y el consecuente estado de alarma, comenzaron a emerger de las oscuras cloacas los fallos del sistema, las carencias organizacionales a nivel estado, provincia y ciudad, y la imposibilidad de contener la incertidumbre que pesaba en todos nosotros. Claro está que la situación era sin igual, aunque con ciertos precedentes que podríamos haber revisado para recordarnos que, al fin y al cabo, formamos parte de algo que va más allá de nosotros mismos y nuestros propios intereses.

Esta pandemia está sacando a relucir lo más oscuro y brillante como individuos y como sociedad. La vida, como ya sabemos, es un ir y venir entre estos dos estados, inherentes en todo ser humano.

Por suerte, multitud de profesionales públicos y privados, con la posibilidad y la voluntad de hacer algo, de aportar, de ayudar y de arriesgarse, consiguieron neutralizar en cierta medida los duros estragos de esta crisis sanitaria a nivel mundial.

Bajando al nivel provincial, el que nos atañe, a parte de los por siempre considerados héroes colectivos, los profesionales del sector sanitario y de los sectores que cuidan de los más vulnerables, añadimos otro grupo profesional que ha dejado sin palabras a todos aquellos que han seguido de cerca su hazaña: el sector del turismo y la gastronomía.

Y es que, bajo la bandera de la organización Alicante Gastronómica Solidaria, este sector ha demostrado en todos estos meses la gran capacidad de reacción, la voluntad de aportar a la sociedad y el coraje de no quedarse parado ante las carencias que se presentaban día a día con el avance del dichoso coronavirus.

Lo que iba a ser la celebración de una Feria Gastronómica en el recinto ferial IFA, acabó reconvirtiéndose en una acción solidaria que ha rebasado fronteras y expectativas.

 

En este contexto nacía Alicante Gastronómica Solidaria, un proyecto impulsado por la Cámara de Comercio, Diputación de Alicante, Generalitat Valenciana e IFA, dirigido por Carlos Baño, y coordinado por los profesionales de los diferentes CdT’s que se fueron involucrando, como Andrés Ramírez , Antonio Llorens, Santiago Dusmet, Toni Pérez Marcos y Maje Martínez a la cabeza, entre otros.

 

De esta manera, lo que comenzó con una producción de menús solidarios en el CdT de Alicante con un puñado de cocineros implicados y varias empresas involucradas, acabó convirtiéndose en un movimiento social que incluyó al resto de zonas de Elche, Marina Alta, Vega Baja y Marina Baixa.

 

Una organización rápida y efectiva que ha puesto en común y coordinado a cada uno de los voluntarios que se presentaban, y ha gestionado las donaciones y aportaciones altruistas de más de 150 empresas e instituciones públicas.

 

 

Los propios voluntarios comentaban lo emocionante que era ver el trasiego de camiones, furgonetas y coches de empresas privadas del sector alimentario, procedentes de toda la provincia y de más allá, repletos de productos y materiales.

¿Y cuál ha sido desde los inicios la finalidad de Alicante Gastronómica Solidaria? atender las necesidades de comida de personas de todos los rincones de la provincia a través de la elaboración diaria de centenares de menús que han sido repartidos entre los colectivos más vulnerables.

Rotaciones de voluntarios, desinfecciones constantes y gran labor de gestión... Solamente en la primera semana se consiguieron entregar 4.000 menús entre los usuarios de diferentes asociaciones y oenegés alicantinas.

 

APORTACIONES DESINTERESADAS CONSTANTES

 

A este movimiento se unieron desde el principio representantes del sector hotelero y turístico, uno de los que con más dureza está viviendo este proceso. Quisieron lanzar un mensaje de optimismo con su apoyo a Alicante Gastronómica Solidaria cediendo el género que tenían en sus cámaras.

 

Gran parte de los cocineros de la provincia, y todos aquellos profesionales vinculados con el mundo de la hostelería, la restauración y el turismo, se apuntaron como voluntarios sin dudarlo ni un segundo.

 

Organizados por turnos ayudaron a dar forma y estructura a esta organización sin ánimo de lucro improvisada. El presidente de la iniciativa, Carlos Baño, no ha cesado de agradecer el esfuerzo y la dedicación del más de medio millar de cocineros y voluntarios que durante las últimas 7 semanas han hecho lo que mejor saben hacer: «dar de comer a las personas que más lo necesitan».

También grandes empresas del sector, suministradoras de artículos de cocina o de alimentos como Tescoma, Avecox, Carmencita, Beneoliva, Harinas la Encarnación, Peña Los Juanetes, Frutas GEAMAR, Pablo Garrigós Ibáñez, Bollería BJV, envases de Best Product, FEMPA, MGWines o Alcudia Export Fruit, contribuyeron con donativos ha hacer posible este movimiento social.

 

 

Otros sectores también han querido aportar su granito de arena. El Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche (PCUMH) donó, sin ir más lejos, más de un centenar de gafas herméticas impresas en 3D, así como por su red de colaboradores.

Y la empresa de transportes SEUR formó parte del proyecto desde el principio y, gracias a su inestimable colaboración y la implicación personal de Moncho Mayo, Alicante Gastronómica Solidaria pudo llegar con rapidez a distintos puntos de la provincia para recoger donaciones y entregar alimentos.

En este artículo de la propia asociación aparecen destacados los principales colaboradores del movimiento, más de 120 empresas y asociaciones han arrimado el hombro de manera totalmente desinteresada.

 

“Nuestro principal activo han sido las empresas y los profesionales del sector gastronómico y turístico, que no han dudado un momento en donar grandes cantidades de alimentos y ponerse a trabajar de manera desinteresada” comenta Carlos Baño, presidente del proyecto

 

Así es como más de 150.000 menús se han repartido desde que comenzó el movimiento, una cifra que habla por si sola y pone de manifiesto la gran labor de coordinación de voluntarios y recursos que ha desarrollado el equipo de Alicante Gastronómica Solidaria. Y todavía siguen aumentando la cifra.

 

LOS MÁS VULNERABLES, EL PRINCIPAL MOTIVO DE LA ORGANIZACIÓN

 

Alicante Gastronómica Solidaria es, sin duda, una iniciativa responsable y altruista que está sacando el lado más humano, positivo y colaborador de nuestra sociedad. Y es que, tras esta grave situación que estamos viviendo, parece una realidad que la capacidad de vivir en un mundo mejor está realmente en nuestras manos, en nuestras acciones.

 

 

Las personas más vulnerables de nuestra Provincia han sido los principales beneficiarios de este movimiento solidario, siendo un 30% de ellos público infantil. La organización nos detalla, entre otros, los siguientes:

Cáritas, Comedor Social La Prosperidad, Albergue Municipal Babel del Ayuntamiento de Alicante, Albergue provisional que el Ayuntamiento de Elche ha instalado en El Toscar, peticiones de ayuda desde asociaciones como la de la AA.VV Zona Norte o la Asociación Cristo Vive, así como la AA.VV de Cementerio que también recibe el apoyo de la Asociación Círculo de Solidaridad de Voluntarios de la EUIPO. La Asociación comunidad de personas marginadas de Alicante (ACOMAR), la asociación Cristo Vive, Avesan de San Blas y la Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (Faga), Cáritas Diocesana Alicante-Orihuela...

 

NACIÓ POR UNA CRISIS, Y SE QUEDÓ COMO MOVIMIENTO SOCIAL

 

Conforme se recupera la normalidad tras el confinamiento, los Centros de Turismo que cedieron sus cocinas para Alicante Gastronómica Solidaria, han vuelto poco a poco a reanudar su actividad docente, y por ello, esta organización empezó a intentar conseguir un espacio que permitiese continuar su labor.

Y es que, aunque la labor desinteresada de todos los voluntarios y empresas ha sido encomiable, la realidad es que a día de hoy miles de personas de nuestra provincia continúan desatendidos en muchos aspectos, uno de ellos la nutrición.

 

 

Gracias a la Generalitat, #AGSolidaria tendrá un espacio en Ciudad de la Luz para seguir desarrollando su labor. Y, por otro lado, también adaptándose al ritmo habitual tras la cuarentena, este movimiento pondrá en marcha cursos de formación para personas en riesgo de exclusión, a la vez que mantiene vivo su principal cometido: seguir dando de comer a las personas más vulnerables. Y es que en los momentos más difíciles es la capacidad de reinventarse la que marca la diferencia.

Desde Ocio Magazine Alicante queremos dar la enhorabuena a Alicante Gastronómica Solidaria, a todas las personas y empresas que lo han hecho posible y que, a día de hoy, siguen transformando este movimiento para que esté vivo y mantenga su filosofía de cooperación, solidaridad y humanidad.

https://alicantegastronomica.com/ 

 

Artículo sobre:

Gastronomía

08-07-2020

Compartir

Facebook Twitter Whatsapp Whatsapp

También te puede interesar:

28/07/2020

El nuevo espacio de Marma Joyas

Renovar nuestro humilde hogar ha sido tarea de muchos durante este confinamiento. El hogar personal -como es el cuerpo-, el hogar en la tierra, -como es la ... Leer más

23/07/2020

Cuatro locales al aire libre para disfrutar este verano

Con la que está cayendo creedme que a veces es complicado escribir este tipo de artículos. Nos encanta apoyar los proyectos de los alicantinos, ayudar a ... Leer más

Suscríbete

Y estarás al día de todas las novedades que ocurren en Alicante

Ocio Magazine
  • Aperturas de locales
  • Historias inspiradoras
  • Shopping local
  • Promociones
  • Y mucho más

He leído y acepto la política de privacidad para suscriptores

“Prometemos no ser intrusivas y solamente contarte cosas interesantes”